Durango

Aunque Durango es una importante ciudad regional con alrededor de 600,000 personas, muchos de los visitantes que vienen anualmente del norte y del este la consideran un territorio de paso en su camino hacia las autopistas de las costas del Pacífico y las playas de Mazatlán (un paso que uno debe ganarse venciendo al increíblemente hermoso e igualmente traicionero Espinazo del Diablo, una carretera de montaña sinuosa aparentemente interminable que se remonta más allá de las nubes y con tantas curvas de escasa visibilidad, que los que la recorren por primera vez con frecuencia gastan sus frenos).

Ubicada en la alta meseta de la Sierra Madre a una altitud de 1890 metros (6,200 pies), el clima en Durango es más bien frío y seco. La temperatura promedio anual es de 15ºC (59 ºF), así que esté preparado para las noches entre frías a francamente frías, especialmente si la visita durante los meses de invierno.

Durante el verano, con temperaturas más templadas, Durango atrae a casi un millón de turistas para la "Feria Nacional de Durango" que dura un mes, una serie de conciertos, espectáculos y otros eventos en conmemoración de la fundación de la ciudad el 8 de julio. Los turistas disfrutan también visitando los diferentes museos de la ciudad, que incluyen el Museo Regional de Durango, un museo arqueológico, dos museos de arte contemporáneo, un museo de películas, un museo dedicado a la Revolución en Durango, un museo de arte sacro y un museo interactivo para niños. En el hermoso Parque Guadiana, las familias pueden vislumbrar la flora y la fauna locales, cabalgatas para niños y otras actividades recreativas.

Durango es la ciudad más grande y, no por coincidencia, también la capital del vasto estado desértico y sin costas, que lleva el mismo nombre. Aunque el nombre formal de la ciudad es realmente "Victoria de Durango", se conoce en todo Méjico simplemente como "Durango". También se conoce como "La Perla de Guadiana". (Guadiana es el valle en el cual está ubicada la ciudad de Durango).

La rica historia colonial de Durango se remonta a Francisco de Ibarra, un explorador vasco que fundó la ciudad el 8 de julio de 1563 como la capital de Nueva Vizcaya, una provincia que abarcaba los actuales estados de Chihuahua y Durango. Durango se fundó originalmente cerca de un diminuto pueblecito llamado "Nombre de Dios", que fue durante siglos una comunidad minera. Al igual que muchas ciudades coloniales mexicanas, la minería fue el corazón de la actividad económica de la ciudad y su razón de ser. En 1921 el censo contabilizó 67,456 habitantes; resulta interesante que una tercera parte de ellos fueron descritos como "inmigrantes europeos".

Al igual que virtualmente todas las otras ciudades coloniales del norte de lo que era entonces Nueva España, Durango fue trazada según un patrón de cuadrículas rectangulares de estrechas calles de piedra. La ciudad permaneció de esa manera hasta que tuvo lugar la explosión demográfica en el siglo XX y especialmente el advenimiento de los vehículos de motor. Aunque la modernidad continúa invadiendo el pasado, la ciudad ha conservado mucho de su encanto colonial.

De la misma forma que muchas poblaciones coloniales de México, la arquitectura de Durango comenzó por un estilo mediterráneo sencillo de adoquines, pero dio paso a las influencias del barroco y el neoclásico francés en el siglo XIX a medida que crecía con mayor prosperidad. Las atracciones arquitectónicas incluyen el Palacio del Gobernador, el Palacio Municipal, la Casa del Conde de Súchil y la Catedral Basílica, digna de figurar en una tarjeta postal, que se considera la estructura más importante y espectacular de Durango, así como una ejecución excepcionalmente hermosa de la arquitectura barroca y la decoración mexicanas. Aunque la construcción de la Catedral Basílica comenzó en fecha tan temprana como 1695, la mayor parte del arte decorativo y los ornamentos fueron añadidos en el siglo XIX.

A pesar de que la ciudad de Durango no ocupa un lugar destacado en la lista de los destinos preferidos por la mayoría de los turistas que visitan México, esta ciudad singular tiene algunas vistas fabulosas, una arquitectura colonial fantástica, una larga y rica historia y es ciertamente merecedora de la atención de los visitantes que se encuentren en el área donde está situada esta joya del desierto.

versión en Inglés de esta página: Durango

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Boletín informativo